Thursday, January 9, 2014

Un método Cubano para lograr conectividad a internet

(Versión Inglés)

La infraestructura doméstica de conexión a internet en Cuba es una de las peores del mundo, y sus posibilidades de mejoría son ínfimas a causa del embargo de E.U, las políticas de control de acceso y de limitaciones al acceso, el poder de ETECSA, la falta de una base de técnicos y usuarios entrenados y en alta demanda, y la falta de capital. ¿Podría eliminarse de alguna manera estos obstáculos?

El embargo va a ser derogado eventualmente, y hay signos de que podría ser relativamente pronto. Mientras tanto, China y otros países están dispuestos a vender y negociar con Cuba.

Las políticas de control gubernamentales podrían cambiar. Cuando Cuba se unió a internet por primera vez, hubo un debate de alto nivel sobre “el dilema del dictador” - la percepción de internet como una amenaza política y cultural contra su potencial de mejorar la vida de las personas y la economía. Se tomó entonces la decisión de controlar internet y el acceso al mismo - pero esta situación no está tallada en piedra, podría revertirse.

¿Y sobre ETECSA? ¿Existe acaso alguna nación en la que el proveedor de telecomunicaciones (sea propiedad del gobierno o privado) no actúe en interés propio a detrimento de la población y la economía? Sospecho que la respuesta es “no”. No conozco a la administración actual de ETECSA, pero me sorprendería que fuera diferente al resto.

ETECSA pertenece conjuntamente al Ministerio de Informática y Comunicaciones y a la empresa RAFIN, SA. El Ministerio lógicamente es parte del gobierno y se somete a su voluntad política -pero las políticas y los líderes pueden cambiar-.

RAFIN es un asunto diferente. No sé cuál es su rol en la administración de ETECSA. Ni siquiera comprendo el rol de una S.A en una nación socialista. ¿Dónde obtuvieron el capital para comprar la parte de ETECSA que pertenecía a Telecom Italia? ¿Quiénes son los accionistas e inversores? ¿Comparten ellos las ganancias y pérdidas de ETECSA? ¿Obtienen un puesto en el consejo de administración -una voz en las decisiones ejecutivas y de políticas a aplicar-? Necesito ayuda de un economista en esta parte.

Una base de técnicos y usuarios entrenados llegará una vez que la conectividad sea útil, globalmente disponible, y abordable -llegara como consecuencia, no como requerimiento, para una internet moderna-.

Nos queda entonces la falta de capital. China jugó un papel activo en el financiamiento e instalación del cable submarino ALBA-1, y en ese entonces especulé que a lo mejor harian una inversión en la infraestructura doméstica, pero esto hasta el momento no ha sucedido.

La sabiduría convencional del Banco Mundial o de la Unión Internacional de Telecomunicaciones es que el camino para lograr el capital necesario para la conectividad es privatizar la industria de las telecomunicaciones y de los proveedores de servicios de internet (ISP), e invitar entonces a inversores extranjeros a construir la infraestructura y competir hasta cierto nivel mientras son controlados por una agencia reguladora – Privatización, Regulación y Competencia (PCR).

Raúl Castro anunció que el gobierno está trabajando en una nueva política de inversión extranjera, lo cual es de singular importancia para estimular el desarrollo económico y social del país. La ley se espera que esté aprobada en Marzo próximo. Falta ver si la nueva ley y la supuesta demanda atraerá o no a inversionistas mayores, pero incluso si sucediera, hay un problema con la estrategia PCR – no funciona bien.

Muchas naciones en desarrollo optaron por la estrategia PCR entre 1991 y 2008:


En el año 2009, observé los datos y concluí que "PCR tuvo un impacto pequeño sobre Internet durante los últimos diez años en naciones desarrolladas o en desarrollo." No he actualizado el artículo con datos consecutivos, pero nuestra experiencia en E.U muestra que la propiedad privada sobre los servicios de telecomunicaciones no garantiza la competencia, la eficiencia y el buen servicio, a pesar de las buenas intenciones de los reguladores y del congreso.

Necesitamos una solución Cubana.

Seria genial si Cuba pudiera permitirse comprar una infraestructura moderna de telecomunicaciones, con fibra óptica hasta las edificaciones y retroalimentación (backhaul) para comunicaciones móviles LTE (siglas en inglés para “evolución a largo plazo”), pero no puede, por lo que tenemos que pensar en soluciones a corto plazo más baratas. El resto de este artículo lo dedicaremos a especular sobre una posibilidad, una política descentralizada multi-satelital.

Varios años atrás, escribí dos artículos (aquí y aquí) abordando las tecnologías inalámbricas para la conectividad en países en desarrollo: plataformas enlazadas y no enlazadas de altitud elevada (HAPs), redes inalámbricas terrestres (WiMAX era esperanzadora en aquel entonces), constelaciones de satélites de órbita baja (LEO) y terminales de satélite de apertura muy pequeña (VSATs).

Google experimenta actualmente con HAPs, pero sin ninguna utilización significativa. Hasta donde conozco, nadie está estudiando los satélites LEO y WiMAX no se desarrolló como se había previsto. En la época en que se escribieron esos artículos, VSAT era la única opción para conectar áreas rurales en naciones como la India, pero las estaciones terrestres VSAT eran grandes, caras y lentas.


Desde aquel entonces, la tecnología ha progresado, y el mercado de consumidores para la conexión por satélite ha crecido. Proveedores estadounidenses como HughesNet y Viasat tienen 1 398 000 suscriptores entre los dos. A pesar de los largos tiempos de respuesta, he tenido video-conferencias fluidas con amigos que usan platos satelitales en zonas rurales de Brasil y Chile. Las antenas son pequeñas, los costos bajan, y la velocidad crece.

¿Qué pasaría si el gobierno cubano fomentara el uso de los satélites en lugar de prohibirlos?

El gobierno de Cuba ha dicho que autorizará agentes para la venta de tiempo de teléfono e internet. ¿Que pasaria si expandieran el programa para permitir a esos agentes a poseer y vender tiempo y servicios usando enlaces de internet por satélite –- de la misma forma que las “damas de teléfonos Grameen” en Bangladesh compraban teléfonos celulares para revender el tiempo de llamada?


Hoy, hay algunos puntos de satélite instalados ilegalmente en Cuba. Imaginemos 1000 platos de satélite legales, dispersos por toda la isla, suministrando acceso a internet y a llamadas VOIP (las cuales son ilegales hoy).

Si esta idea se tomara en consideración, imagino que ETECSA querría poseer las estaciones terrestres y establecer los precios. Eso garantizaría las ganancias y el control gubernamental sobre el acceso a Internet, pero sería una estrategia de corta visión. Permitir a los operadores de satélites ser propietarios de su equipamiento, crearía un grupo descentralizado, auto-controlado, de empresarios que aportarían esfuerzo e innovaciones al proyecto.

La situación en Cuba hoy es un recuerdo de lo que era Internet al final de los años 1980 en E.U. Se inventó TCP/IP y mostraba ser efectivo en las redes APRANet y CSNET. El potencial de la red era obvio para aquellos que la habían utilizado, pero el acceso estaba restringido a unas pocas organizaciones y personas.

En aras de conectar a más personas, la Fundación Nacional de Ciencia (National Science Fundation) estableció NSFNet. Ellos contrataron una infraestructura de conexión nacional (blackbone network), y ofrecieron fondos a todos los colegas y universidades para cubrir los costos de un enrutador (router) y de la conexión a la infraestructura nacional. También ofrecieron conexión a redes de educación e investigación en países en desarrollo. Cuando fue desactivado en Abril de 1995, NSFNet era la infraestructura de conexión global, enlazando 28 470 redes domésticas y 22 296 foráneas. (Nótese que Spring, el proveedor de conectividad para naciones en desarrollo, también suministraba conectividad a Cuba, a pesar del embargo)

El proyecto NSFNet en su totalidad costó al contribuyente de E.U $94.5 millones – una inversión pequeña con un retorno inestimable. Cubrir a Cuba con una sábana da platos satelitales tendría resultados similares.

La inversión de NSFNet fue altamente balanceada. Mientras que las universidades obtenían conexión gratuita a la red nacional, se esperaba que ofrecieran acceso para las facultades y los estudiantes. Colectivamente, las universidades invirtieron mucho más en las redes locales de sus campus, en entrenamiento y en personal, que lo que invirtió NSF en NSFNet. El enfoque descentralizado y la arquitectura "end-end" de la red empujaron tanto la formación de capitales como innovaciones a el borde de la red donde hubieron inversionistas y empresarios listo para participar.

¿Cuál sería el rol del gobierno Cubano en un mundo de acceso satelital descentralizado? Su tarea más importante sería la planificación de la capacidad y la negociación con las compañías suministradoras de comunicación por satélite para el ancho de banda. Ellos tendrían además que especificar, evaluar y comprar equipamiento para estaciones terrestres (algunas de los cuales podrían fabricarse en la isla).

Ellos deberían también tomar la delantera en el desarrollo de software que opere eficientemente cuando no hay conexión, usando compresión automática de datos y trasfiriendo los mismos cuando el usuario se conecte. Este tipo de software sería útil en cualquier país con ancho de banda limitado, no solo en Cuba. Dado que la necesidad es la madre de la invención, podríamos incluso llegar a ver soluciones novedosas para ejecutivos ocupados viajando en “modo avión”.

El gobierno debería también apoyar a los operadores de satélite ofreciéndoles préstamos bancarios que ayuden con el costo inicial del equipamiento, facilitando entrenamiento y compartiendo experiencia y “mejores prácticas”. Uno puede imaginarse un banco de micro-finanzas controlado por el gobierno que ofrezca préstamos, y el gobierno pagando los costos de operación de una asociación de operadores de satélite. Como sucedió con NSFNet, el gobierno podría irse alejando de estas actividades una vez que la red sea estable y auto-sostenida.

Por supuesto el sistema de satélites es solo un paso intermedio, a largo plazo será desplazado en favor de una infraestructura de fibra óptica moderna. El sistema de satélites pavimentaría el camino hacia ese objetivo, al crear demanda y habilidades en los usuarios. Los enlaces de satélite servirían de guía al gobierno sobre como asignar sus escasos recursos de fibra óptica -regiones de alta demanda se conectarían primero que las demás-. (Google siguió una estrategia similar al priorizar barrios cuando instalaron su red Giga-bit en la ciudad de Kansas, - áreas con muchos suscriptores fueron las primeras en conectarse-).

Nótese que he sugerido que el gobierno sea responsable por la infraestructura de fibra óptica, pero no por proveer el servicio de internet. Deberían ver la infraestructura de conexión como si fueran carreteras – proveer una infraestructura para ser usada por tractores, autobuses y autos que tienen propietarios independientes. China siguió una estrategia de lanzamiento de internet similar, con organizaciones del gobierno construyendo las infraestructuras de red que para finales de 1999 estaban siendo usadas por más de 500 proveedores de servicio de internet.

Recordemos que las universidades de NSFNet aportaron sus propias redes locales. Uno puede entonces imaginarse redes locales a nivel de ciudad o de pueblos, enlazando estaciones terrestres en la ciudad. Como en el caso de NSF, el diseño y la inversión en tales redes deberían ser locales. En este caso, viene a mi recuerdo las redes de distribución de TV “hechas en casa”, en las que la gente usa su propio cable coaxial para conectar casas y otros locales a una estación central terrestre.


Al inicio de esta publicación, expuse una lista de barreras en el camino a la conectividad en Cuba. He presentado una propuesta de arrancada de bajo costo para una conectividad que no requiere inversión extranjera.

Esto deja entonces las barreras políticas. Tal vez hay esperanza. Como se menciona antes, E.U ha manifestado un deseo de cambio de política y Raúl Castro a llamado a los cubanos a adoptar las reformas económicas “sin prisa, pero sin pausa.”

Un estímulo más específico viene del primer Vice-Presidente Miguel Díaz-Canel, quien dijo: "Hoy, con el desarrollo de las tecnologías de la información, de las redes sociales, de la informática y la Internet, prohibir algo es casi una quimera imposible. No tiene sentido. (...) Por tanto, nosotros constantemente tenemos que estar dialogando."

Reconozco la ironía de proponer que el gobierno adopte una tecnología que llevó al encarcelamiento de Alan Gross y otros. Revertir la legislación sobre comunicación satelital requeriría coraje político, pero también brindaría al gobierno un argumento poderoso contra las acusaciones que pesan sobre él y estarían persiguiendo una solución cubana , una en la que Internet es operado como un servicio al pueblo y la sociedad, no al gobierno o a compañías de telecomunicaciones.

Traducción de un amigo de la Internet cubana.
-----

Actualización
1/10/2014

Una persona que respondió a mi post menciono que no es necesario que la política de los EE UU cambia para este propuesta tenga éxito. Afirma que en Abril 2009 el gobierno Americano aprobó la venta de satélites para servicios Internet.

Revise lo que la administración en "Reaching out to the Cuban People" especificaba y aprendí que autorizaba cable de fibra óptica y satélites de comunicación que conectaban Cuba con EE UU -- explícitamente para radio y televisión, pero no mencionaba la Internet.

Le pregunté al Departamento del Tesoro, si un proveedor de Internet por satélite podría obtener una licencia para servir a una cuenta de Cuba. Me contestaron que tendrían que revisar para darme una respuesta.
-----

Actualización
1/18/2014

Satélite ISP IPSTAR dice que han conectado más de 26.000 escuelas en Tailandia, lo que permite a más de 2.000.000 estudiantes el acceso a los materiales de aprendizaje en línea y aplicaciones basadas en IP. Se conectan a las LAN en las escuelas y el aprendizaje "cafés" y se centran en la entrega de matrial enseñanza. Este programa parece ser relativamente centralizado y muy específicas, sino que es un ejemplo de un proyecto de conectividad por satélite patrocinado por el gobierno.

Aquí está un breve vídeo IPSTAR en la educación y otras aplicaciones:

Real Time Analytics